Marketing | Lectura de 3 min.

Claves para mejorar la rentabilidad empresarial: el roi no solo está en las ventas

Publicado por dinterweb

Claves para mejorar la rentabilidad empresarial: el roi no solo está en las ventas

El retorno de la inversión puede medirse en diferentes áreas de tu empresa.

 

“Para alcanzar la rentabilidad empresarial debes enfocarte en los números. El retorno de la inversión es medible en las ventas”. Si asentiste mientras leías esta afirmación, te interesará continuar la lectura, porque te diremos que no es del todo cierta.

 

Toda empresa, evidentemente, necesita generar dinero para seguir operando de manera sostenible, pero, ¿qué pensarías si te decimos que el roi no solo se mide en las ventas? El retorno de la inversión puede percibirse en otros departamentos de tu negocio.

 

Es así que para mejorar la rentabilidad empresarial también necesitas poner la vista en otros aspectos de tu negocio. A continuación te compartimos algunos consejos que debes considerar para mejorar incrementar tu margen de utilidad.

 

Claves para mejorar la rentabilidad empresarial

rentabilidad empresarial

A modo de consejo, te recomendamos que en cada punto que leas te preguntes si tu empresa lo está haciendo. De ese modo, podrás encontrar posibles oportunidades de mejora para aumentar tu rentabilidad y de paso, analizar el estatus actual de tu negocio.

 

Como lo detalla el título de esta nota, hay que partir de la idea de que el roi va más allá de las ventas. ¿Te has preguntado por qué vendes menos?, ¿por qué los números son desalentadores? Quizá el problema va más allá de lo que crees. Si buscas tener un mayor retorno de la inversión debes:

 

Mejorar la experiencia de tus compradores

rentabilidad empresarial

Los clientes son el elemento fundamental de todo negocio, ya que son quienes aportan los ingresos con los que podrás seguir operando, por eso, es necesario que centres esfuerzos en mejorar cada vez más tu atención, a fin de atraerlos y conservarlos.

 

Con la vasta cantidad de información que puede encontrarse en internet sobre un producto y las cientos de ofertas de calidad que hay, la gente termina comprando buenas experiencias. En otras palabras, lo que debe diferenciarte es el excelente servicio: respuestas oportunas y ajustadas a las necesidades de tus compradores. Supera las expectativas de tus clientes.

 

Recuerda, los comentarios positivos de tu producto y de la atención brindada te ayudarán a atraer más clientes y a mejorar tu rentabilidad empresarial. Podría decirse que esto último es lo principal en un mundo donde los hábitos de consumo han cambiado y los compradores tienen el control de su proceso comercial.

 

Hacer un seguimiento cuidadoso de la inversión

rentabilidad empresarial

Es importante que, como CEO, puedas justificar todas las decisiones de inversión. Es decir, procura que las acciones tengan una razón y no solo porque otras empresas lo están haciendo. Aparte de esto, debes asegurarte de que puedas medir los resultados. De ese modo, detectarás cuáles acciones no ofrecen valor esperado, así podrás optimizar los procesos.

 

Asimismo, tendrás mayor visión a la hora de tomar decisiones enfocadas en los recortes y la optimización de los recursos.

 

Procura mantenerte a la vanguardia: innova

rentabilidad empresarial

Para mejorar el retorno de la inversión es importante enfocarte en obtener una diferenciación de tu marca. Identifica qué hace a tu empresa diferente del resto y resáltalo. Esto hará que los consumidores prefieran tu oferta.

 

Debes lograr que tus clientes sientan que tu marca les aporta verdadero valor. Para eso, es necesario que rompas paradigmas y explores las herramientas digitales. Es decir, sé innovador.

 

Basar tus decisiones en datos

rentabilidad empresarial

 

Esta es una de las claves más importantes: cada una de las decisiones que tomes sobre tu negocio debe ser calculada y analizada en frío. Para eso, requieres de información precisa.

 

Necesitas tener un control sobre cómo van las relaciones con tus clientes, las ventas concretadas y tus campañas de marketing. Toda esta información te servirá de guía para la toma de decisión. Lo importante es que esos datos recabados y analizados estén a tu para actuar en función de ellos.

 

Si a este punto no sabes cuál es el estatus de tu empresa, entonces empieza por ahí. Antes de cualquier decisión enfocada en mejorar la rentabilidad empresarial, debes conocer cómo se encuentra tu negocio justo ahora.

 

En ese sentido, si no te sientes seguro de qué debes mejorar exactamente para mejorar la rentabilidad de tu empresa, podemos conversar y encontrar juntos las principales oportunidades de mejoras y los caminos para realizarlas.

 

Conversemos sobre tus necesidades