Para los clientes, determinar si van a adquirir un producto o servicio, depende principalmente del precio, entendido este como el valor monetario que el cliente da al creador/productor, consciente del riesgo percibido.

El ámbito monetario es fundamental para que una empresa siga a flote por tanto, estas deben contar con una estrategia de precios para poder mejorar la rentabilidad, posicionamiento y calidad de la marca.

¿Cómo fijar los precios?

  • Antes de establecer precios, debe analizar la demanda en el mercado y la capacidad de abastecimiento.
  • Estudiar las ventajas competitivas.
  • Conocer los cambios tecnológicos en el mercado y por lo tanto, ver que productos tendrán ciclos de vida cortos, para considerar su renovación o salida del mercado.

¿Cómo elevar la estrategia de precios?

  • Modifique los atributos

Al aumentar el precio, debe buscar la forma de estimular el cambio a través del agregado de una funcionalidad o atributo.

Mejor conocido como “relanzamiento”, es tomar un producto y agregarle nuevas características que lo hagan superior a lo ya sacado al mercado anteriormente.

Un ejemplo claro, son los celulares iPhone donde, su atributo fundamental es la comunicación pero cada cierto tiempo añaden atributos a nuevas versiones como mayor espacio de almacenamiento, tamaño, mejor calidad de la cámara, etc., lo cual permite a la compañía Apple, justificar el aumento del valor y el cliente percibe el cambio en las funcionalidades, dispuesto a pagar más.

  • Involucre al consumidor

Deje que el consumidor vaya aumentando el precio de los productos, suena raro, pero no es que el cliente decide, sino que tiene un poco más de control.

Las empresas automotrices ofrecen paquetes de mantenimiento y a medida que el cliente quiera incluir algún otro servicio al funcionamiento de su automóvil, el paquete de precios se puede ir modificando.

Al final el consumidor decide lo que va a pagar, la empresa sólo tiene que ir agregando más valor a los añadidos del precio original para obtener ganancias.

  • Canales de distribución

Para explicar mejor este tipo de sistema, observemos a los restaurantes de comida rápida: ofrecen combos porque les resulta más rentable realizar ofertas que garanticen la venta por productos que probablemente no se vendarían de forma individual.

  • Identifique los segmentos

Aunque es verdad que para determinar un target se realiza una previa investigación pero, no descarte que en un momento puede buscar nuevos segmentos, para ofertas más exclusivas con precios beneficiosos.

¿Qué estrategia utiliza para establecer los precios de sus productos y servicios? ¿Cada cuánto los renueva para agregarles más calidad y valor monetario?

Suscríbase a nuestro boletín

Reciba contenido de valor en temas de marketing, ventas y servicios en su correo electrónico.