Es verdad que las redes sociales son esenciales para que las empresas se mantengan en comunicación con sus clientes pero muchas  creen que lugares como Facebook son el fin del éxito digital de las empresas.

El destino final es la conversión y las redes son sólo la vía para dar notoriedad a la marcaAdemás no todos utilizan estas herramientas al mismo tiempo y con el mismo propósito, puede que el usuario lea contenidos desde LinkedIn y no Facebook.

Proceso de relación con los targets

Enamoramiento: Cuando publica, no sólo es postear y esperar que a las personas les guste o no. Debe venderles la idea y enamorarlos con contenido útil, dinámico e informativo.

Blog: La primera impresión se dio en las redes y si logró enamorar, lo dirigirá a que conozca su casa (página web), donde el usuario comienza a analizar si decide quedarse o nunca regresar pensando que el enamoramiento en la red sólo fue una ilusión de promesas y satisfacción.

Convenza con el contenido y trate de captar la mayor información que pueda del usuario para mantener contacto en la relación a futuro.

Boletín: Digamos que la página web no logró convencerlo, entonces, vuelva a intentarlo, envié nuevos post de su blog, promociones, ofertas y contenido que considere lo suficientemente interesante para que el cliente le dé una segunda oportunidad.

Página web: Se debe dejar en claro cuáles son sus productos y servicios y contar con elementos como botones de llamado a la acción y en general un buen diseño que cause impacto.

Criterios de conversión

Como la finalidad es convertir, utilice estos indicadores para medir la salud de la relación con los targets:

  • Número de visitas.
  • Tasa de rebote, páginas vistas.
  • Micro y macro conversiones.
  • Ventas.

Está en su estrategia para hacer que el cliente se enamore y se fidelice a su marca y empresa.

Suscríbase a nuestro boletín

Reciba contenido de valor en temas de marketing, ventas y servicios en su correo electrónico.